Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

miércoles, 11 de noviembre de 2009




Abrillantado soles en mis palmas
para sustento de los días
entre inhóspitos designios errante,
de cánticos druidas ungida.
Yo caminaba.

Albatros que atraviesa gélidas laderas
entrelazada en la luna menguante
la remembranza que abriga el invierno,
y la sombra del olvido en mi devastada memoria.

Fiera leona yo era,
y en mi regazo de lino acunaba quimeras
tejiendo palpitares,
ahuyentando soledades.
Y trepé montaña arriba ,con mi cría
amarrada a las famélicas fauces,
endebles y siniestras
de leona de barro.

Subsistimos de los despojos
que enraizados en filantrópicas utopías
nos arrojaba el recio
entronado,
en vacías miradas sin cuencas.

Más yo…fiera leona
ahuyentaba las carroñas
impregnado de carnaza sus guaridas.

Trepé río arriba ,
entre cañaverales
ahuyentando soledades,
desplegando temores en el plenilunio,
mordiendo aciagos crepúsculos
delineados en la umbría de mi terreno.

Mas ,esta fiera leona.
Jamás logró amamantar
con sus resecos pechos a su cachorro.
Pues criado había sido por benévola loba
que pasó a formar parte de la historia.

!Romulo... inerte y vacuo
perdido en las lindes devastadas!
Retazo de ceniza en pérfidas lumbres sin vida
coetáneos de la memoria en manada
cáliz purgatorio de conciencias heridas.

Maldice este vieja leona ,
los arbustos
que no supieron cobijarte.
Los ocasos que no supieron
arropar la porfía de tu alma.
Las alboradas en los páramos
de la desidia
donde el adulo es arma
y el conjuro es la farsa que nos alimenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario