Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2012

Lavado de manos.


El milagro del ateísmo eclosiona
en las huesudas
manos de los curas,
tan escandalosamente pulcras
tan blancas
con esos dedos,
acusadores y apocalípticos.
Friccionando a cada momento
con el ahínco de quien oculta
su mirada tras la agitación.
Quizás sea, un gélido ademán
un siniestro ritual
o el legado de pilatos.
O tal vez
entre el jabón
se halle inscrita la premura
de un lavado de conciencia.

2 comentarios:

  1. Coincido 100% contigo, a mí además no me gusta esa voz impostada al hablar.
    Muy buenos versos Pilar.
    Te dejo un beso

    ResponderEliminar
  2. Están demasiado limpias esa mano.Sospechosamente pulcras.Gracias Osvaldo.Besos.

    ResponderEliminar