Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

domingo, 24 de enero de 2010

Poco sabes de mi.



Poco sabes de mi
a pesar de lamer a cada paso
el áurea de mi tristeza
irradiando secretos en el claro oscuro
de mi regazo.
A pesar
de que en el lóbrego matiz
de mi opaca mirada
resuenen
las notas embarradas
en los epitafios de mis soledades.
Y miras con recelo
el titilar de mis labios inquietos
reposando en las cornisas de tus comisuras
los besos del desconcierto.
Incinerados
por agónicas llamas que prenden
esparciendo las cenizas
esas que consagramos
cuando conmigo tú duermes.
Nos miramos de reojo
como se miran las despedidas
para no sentir la pena
de vaciar tantas lunas llenas
en las fauces de un león
que no entiende de primaveras.
Para no sentirnos perdedores
en las cúspides sanguinarias
donde se imponen las medallas
de días labrados en una mansedumbre
que ya a nadie engaña.
Poco sabes de mi
tan solo me concedes el beneplácito
de impregnar tu océano insondable
con el rocío que segrega
gota a gota
el estambre de tu vanidad.
llenando mi vacío
con la cuarta parte de tu verdad
Y yo...
Llenando el mío
con estos poemas sin placenta
renaciendo
cuando tu te vas.

2 comentarios:

  1. Vaya, un poema que puede ir directo al apartado de Melancólicos.
    Como siempre, un placer pasar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigo José ,es mi sino , escribir cosas tristes, pero puede que algún día cambie mi suerte.
    besos amigo.

    ResponderEliminar