Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

jueves, 10 de diciembre de 2009

Que se pare el tiempo.



Una guirnalda atraganta
el cielo de mi boca
germinando en mi paladar
los vientos del renacimiento.

En la opacidad de las almohadas
rezuman las ausencias,
dominante caricia de soledades
ataviadas con ramilletes de acebo.

Se abre otra aurora
aldaba indolente de clemencia
en el clamor de las horas detenidas.

Ruego a dioses y diablos
cobijada en este pesebre
huérfano de bastardos edenes
que detengan el tiempo.

Mientras de mi vientre cuelgan
ramas de muerdago que veneran
tu nombre en las esquinas
por donde no pasa
la abúlica porfía de la falsedad.

Fatua es mi invocación en los quicios de los días
pues estas luces varadas en los estuarios
de la memoria,
vienen a recordarme
que entre el heno del establo de mis recuerdos
se está gestando otra navidad
en el regazo
de tu sórdida ausencia.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado, Pilar, de veras. Faltan poemas que le den otro punto de vista a estas fiestas que ya las tenemos aquí y tu poema lo ha conseguido.
    Yo, tengo la mala costumbre de realizar un poema para Navidad, eso,desde otro punto de vista, desde otro prisma. Estos días lo postearé en mi Blog, te invito a que lo leas.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo José, no dudes que me pasaré por tu poema.
    Gracias de todo corazón por detenerte en mis versos.
    besos con respeto y admiración.

    ResponderEliminar