Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

jueves, 26 de enero de 2012

Veranos sepias.



Los veranos, la mejor época del año en nuestra infancia.

Cuando revestidos
de color sepia
surcamos océanos
en cubos de plástico,
y Poseidón cohabitaba con sirenas.
Reinamos donde…
los sauces no lloran.
En ese instante
concebimos
la grandeza maternal
aflorando de esa muñeca
que jamás rechisto
ni ante nuestros
pegajosos arrumacos
ni manidos discursos
adoctrinando.
( ellas nos amaban tal como éramos)
Ese rifle que sin disparar,
nos colocó
al frente de mil batallas
donde victoriosos
calmamos la sed de triunfo
a sorbos de naranjada.
Donde encaramados
a trenes de cartón
en un segundo
recorríamos el mundo
trasmutado en aquella sandia
que nuestras manos
no abarcaron jamas.

Estíos sepias,
donde
las cerezas eran pendientes
que nos entronaban
al reinado donde el tiempo
se resumía en ese preciso
e indolente instante
de cetros rezumando inocencia.
Y los árboles,
fieles apuntes
de iniciales amorosas
donde plasmar
la remembranza del amor.
Fue entonces
y sólo entonces cuando…
Dejamos de ser
las princesas del reino
de la enorme sandia planetaria,
para ser
cenicientas coronadas
en cuadriculados feudos
donde no existen las hadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario