Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

jueves, 8 de julio de 2010

Girasoles de asfalto.



La esperanza es el sueño del hombre despierto.





Aristóteles





Girasoles de asfalto.











A menudo pinto flores

mancilladas en cemento

en mi desvalido intento

de abarrotar de colores

la ciudad y sus hedores.

Y perfumo las farolas

girasoles sin corolas,

de lavanda y azahares

que acompañan mis andares

en piruetas y cabriolas.




A menudo pinto besos

desvaídos entrecejos

de esas fauces sin pellejos

que rezuman los abscesos

de ambiciones y sus pesos.

Mis besos son de corinto

en asfalto variopinto.

Dejo vestigio de aquella

calle que preñó huella

en latido del instinto.




A menudo pinto trenes

con grafitos renegridos

en baladas sin sonidos.

Obturándome las sienes

invitan a sus andenes.

En estaciones montando

que detienen sólo cuando,

revisores sin miradas

recaudan horas hastiadas

de su manga un as sacando.




A menudo me sostengo

en el borde de un tejado

que al raseo me ha instado.

En cuclillas me mantengo

sin saber si voy o vengo.

Cincelo estíos en tejas

de amapolas en madejas.

Enredadas en mi pelo

de tuberías riachuelo

regando uralitas viejas.




A menudo peino versos

intuyendo los delfines

al compás de los clarines

danzar en la fuente inmersos.

De parques sus universos.

Y vislumbro una sirena

que varada en una antena

susurra a los caminantes

deambulando ignorantes

a mis delirios ajena.





A menudo tengo un sueño

que mi mundo me desmonta

con la saña de su impronta.

Y frunciendo voy el ceño

a ese espacio tan pequeño

de pavimento dormido.

Penetro sin hacer ruido,

si despierta mi quimera

quizás sea la primera

que se fugue de este nido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario