Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

jueves, 27 de mayo de 2010

La prostitución del alma.



Gran escándalo provoca
del cuerpo ese justiprecio
tasado de boca en boca,
inmolando ese desprecio
que talante regio invoca.

Las manos en la cabeza
del púdico condenando
con arrogante firmeza,
a ramera que cobrando
de su cuerpo hace riqueza.

De escarnio tornan objeto
sometidas al dictamen
del prójimo que indiscreto,
a todos los dioses clamen
cuando mueven su esqueleto.



Quebranto serán del casto.
Negando van como judas
ese deshonor nefasto
sembrando las rectas dudas
que de entrepierna son pasto.


¿Y esa porfía del clero
encauzando las ovejas
a rediles con esmero?
Prometen ser candilejas
viendo toros desde albero.


Las féminas recatadas
lamiendo van sus agravios
en hiriente lengua osada.
Mascan alegatos previos
sin llevar asta clavada.

Poner es mejor la venda
antes que herida tener
y echar mano de leyenda
¿Cónyuge sin contener?
mártir que ramera ofenda.

Las entrañas del planeta
cuan hipocresía fecunda.
Quitémonos la careta
antes que el pánico cunda
en el ánimo obsoleta.


Pasamos por esta vida
prostituyendo las almas.
Al mismo diablo es vendida
cuando lamemos las palmas
del jerarca por comida.

Y victimas explotadas
de esta sociedad ya somos.
Con las bocas bien cerradas
moscas no entran ni en asomo.
Enjutas fauces ajadas.

Y recatados jerarcas
van instando desdeñosos
a la meretriz en charca
mientras aguardan ansiosos
el rezumar en sus arcas.

Humillados por su yugo
recontamos los caudales.
Exprimiendo tanto el jugo
que llegando ya a finales
sólo nos queda un mendrugo.

Y aquí termina la historia
del alma furcia yaciendo
en los camastros de escoria.
Nuestra voluntad ciñendo
a la destreza notoria.

Que late del palpitar
de sabernos en la gloria
del cuerpo sin peritar.
Aloja el alma mortuoria
prostitución a habitar.

domingo, 23 de mayo de 2010


no le digas a nadie que he vuelto a tus jardines
escóndeme bajo tu cuello de ángel
en tu pelo de bruma
en tus ojos de marzo

vengo huyendo hasta la piel de tus murallas
la soledad me sigue muy de cerca

ocúltame bajo tu permanente desnudez
en tu mano profunda
en tu llanto perfecto
en tu saliva sabia

preguntan quién ha subvertido este infiel corazón
sé que no me hallarán:
la luz lo ciega todo

GASPAR AGUILERA DÍAZ ( México, 1947 )

miércoles, 12 de mayo de 2010

Vacío.


Se está mejor así.

Se está mejor así
acallando las pausas de la conciencia
con la sal derramada en los vacuos oráculos.
Huérfanos de tus abrazos,
nodrizas amamantando de carroña
las horas de desidia somnolienta.
Se está mejor así,
en este sigilo
presagio de tumbas de suspiros
en las que yace nuestro espíritu.
Cuerpos larvando los tentáculos de la monotonía.
que entre bambalinas
auguran otro adiós congelado.
Se está mejor así
sin esperar nada
para no sentir el puñal
del desengaño atravesando gargantas.
Sin hacer nada
para no sentir
que ardemos en la vigilia de la conmiseración.
Se está mejor así…
Callando, titilando
en esta nada
que ciega el túnel de nuestros pasos
en la avaricia del hastío.
En este lodo
que ve el como se nos va la vida
esperando.

viernes, 7 de mayo de 2010



Cuando esculpido en el esqueje
de mis penas
madure la cruel sombra
de los días fragmentados;
treparán por mis venas
como hiedra en abrojos
recuerdos abonados con el cieno
de las palabras quebradas.
Brotando de mi pecho
juncos como escarpias
fecundando
mi gélida memoria
ahora yerta.