Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2012

El grano de centeno.

Quizás te suceda como a mí.
De repente
en la vespertina umbría de los graneros
emerge alguien embadurnado de dolor,
pidiendo el último grano
que guardabas para cuando las tupidas costuras
de las aflicciones,
obturasen las primaveras.
El último grano de tormento con medidas exactas,
dosificadas en balanzas, tasadas
en las premeditaciones de quien anda
con el corazón abierto.
Alguien ha gastado su saldo de dolor
y te pide ese último grano de centeno,
a cambio
de una ventana con vistas al universo
que despelleje tu ego de pez globo.
Anotas el cambalache en la libreta
donde se anota lo superfluo
con la evidencia de la certeza.
Quizás alguien acumule en sus bitácoras
más dolor que tú.
Quizás...
los ojos del ciego
los torpes excesos de los tullidos,
los gritos de los paralíticos
el hambre que se hace más hambre en los niños;
el alba impertinente y volátil de los drogadictos,
las ceñudas expresiones de los desahuciados
sean como las vidas de los gatos
y
sobrevivan a la hecatombe desdentada, siete veces.
Guardas el cuaderno junto a los cuchillos
que cortan el sufrimiento en finas lonchas
y olvidas...
Olvidas para volver a rebozar en la harina de tu mierda
el último grano de centeno.

martes, 27 de marzo de 2012

Conformismo.

Con que poco
tú y yo
nos conformamos.
Cuando el sol peina nuestros minutos
mutando el gélido trazado
con su cálida fragancia
de azahares elocuentes y concisos.
Cuando renace el cántico del viento
y sus púas de mundos nuevos
aposentan nuestros miedos.
Entonces…
tan sólo nos miramos.
Y cuando a la sombra nos ponemos,
creemos que nos amamos.

domingo, 25 de marzo de 2012

La claqueta.

No recuerdo vivir
ni un minuto dentro
de mi.
Cuando yo nací
me cortaron el cordón
umbilical con una claqueta
y desde entonces
soy actriz secundaria
de una película gore
a punto del the end.

viernes, 23 de marzo de 2012

Pájaros.



¡Si! lo intenté,
una y mil veces...
siete veces siete
¡yo lo intenté!
Lo intenté tantas veces
que no hay infinitos
para contarlas.
Intenté mantener
el equilibrio entre
cables de alta tensión
y mis ansías de volar.
¡Lo intenté!
sólo los hematomas
de mis pretéritos
saben cómo lo intenté.
Pero jamás conseguí tener
ni el alma,
ni la valentía
de los pájaros.





miércoles, 21 de marzo de 2012

Mater amatísima.




“La maternidad es más fuerte que las leyes naturales” Bárbara Kingsolver

No se lavan en mis ojos
las palabras
de las madres amatísimas.
Se escabullen las silabas
cuando
vehemente aseveran
no concebir la brutal
amargura
de perder a un hijo
y
ruegan a dioses y diablos
que ellas jamás
conozcan el lacio hedor
de las sendas desdobladas.
Lo dicen con la convicción
inmune del sabio, que las pusilánimes
como yo
somos una raza paria en declive.
Que no cuadran las cuentas
en el ábaco de sus perfecciones,
que algo debió de malograrse
en mi engranaje de madre
para no proteger a mi hija
y la plaga del cielo
cayera sobre mi pescuezo
devorando toda la hierba
y el fruto del árbol perenne.
No se lavan en mis ojos
para no ver el reflejo
de mi parto en la retina,
para no toparse de bruces
con la levedad que nos iguala.
Para no alimentar

a golpe de despertador,
la certeza de saberse
en la cuerda floja
transitando las aceras
con un alma.
Mientras que yo
en mi bolso
siempre llevo dos.

lunes, 19 de marzo de 2012

Muerte estival.

"Cayó el sol ,como el peso de un pecado mortal sobre el añico de lluvia que nos sustentaba ,y no supimos dónde estaba la gota ,hija mía"






La muerte no tiene vacaciones:
se presenta sudada y mugrosa
en pleno estío
con su mono de trabajo
y su libro de contable venida a menos.
No atiende los razonamientos
intentando explicarle que agosto
es mes de bicicletas
de higueras reventando soles,
de lascivias enlatadas
con pronta fecha de caducidad,
y profanaciones saladas en los huesos.
Que los hastíos
se lavan en los océanos
el salpullido de los inviernos
y juegan a las letras perdidas
hastío -estío-
siesta-fiesta-
Que los cuerpos reposan
sobre la augusta hierba
el umbrío y lascivo renacer
y
no desean ser despezados por las moscas.
Que cierran las cunas de las ciencias
y renacen amores en las camas vírgenes.
Que los niños gritan en los parques
llamando a los días por su nombre
y son correspondidos
con la brisa perenne en sus ojos de fábulas.
Que en agosto, echa el candado hasta el mismo Dios.
Pero ella se obstina
en proseguir con su papel
de sicario esquirol
y salda cuentas sin calcular
los tiempos, ni los años.

domingo, 18 de marzo de 2012

Ropa de cama.

Esta vida es un hospital en el que cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama.



Charles Baudelaire.




Las sábanas son ciegas y desmemoriadas
no saben de junglas de madreselvas
escurriendo bultos
de hartazgos en otros tules.
No recuerdan el tacto de las manos de palomas
el contacto con los ojos yertos
la afonía de los cuentos azules sin oídos.
No saben
no pueden saber,
las vísceras que arropan
los credos que desnudan
los instintos difuminados en sus flores de lis
el sabor añejo de las carnes enrabietadas.
Se lavan ,con la pretensión de borrar
huellas insomnes de zambullidas hasta el cráneo
con tanto apresto ,que obturan codos
en tacto hospitalario de muñones oníricos,
carroñeros de sueños en la prepotencia del búho
dementes camisas sin fuerzas en la esquizofrenia
de la omnipotencia.
No saben
no pueden saber


de todas y cada una


de nuestras muertes


entre sus pliegues.





























sábado, 17 de marzo de 2012

El malecón.

Me he perdido por la senda
de tu regio semblante
de ciprés esbelto
solemne
como mañana de domingo.
La ecuación sin resolver
en las equis de tus ojos
han marcado cada sol que perdías
en tu entrecejo de jade.
Y el férreo dique que bloquea
tus lagrimas encubiertas
en las presas de tus ojeras,
solapan el clamor
de las manos yertas.
A punto está de quebrarse
el gélido malecón
inundando de cólera
cada punto de nuestra geografía
descomponiendo
tus retóricos argumentos
que impiden a los hombres llorar.
Pápa llora
Sara ha muerto ,papá llora.
Te tenia dicho que nuestro
patio no era particular



¡han robado nuestro tesoro!
Papá llora
Sara ha muerto



pápa llora.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Efecto Foehn

El viento cumple su función
soplando brioso sobre mi sombra
tanteando el moldeo de una mujer nueva,
barriendo recuerdos que me desnivelan
sopesando pesos en caridades revenidas
ululando sobre el tejado de mis bolsillos.
Percibo su zarandeo sobre mi coxis
formando una burbuja de minúsculos huracanes
que penetrando por las estrías de mis pechos
buscan salida en la gruta disparatada
del sotavento de mi piel de naranja.
Este efecto foehn de mi enajenado cuerpo
desnuda la compasión de mi hiel
y me hago brisa
flotando en el vomito como una caricia
de la tarde.

martes, 13 de marzo de 2012

De mis descuidos.


Esta penumbra
de código indescifrable
advierte de la acampada de otro ocaso
en las raíces de mi cama.
Ha caído otra noche de bruces
como un sol descabellado
impregnando de lascivia
el asfalto enmohecido.
Y de nuevo, he olvidado
que debería dejar
una huella de sutil coherencia
entre lo deseable
y lo tangible
en las suelas de mis zapatos.
Asciendo a la cúspide del sueño
con la boca llena de agónicas promesas
las manos vacías
y la mente maniatada por la tiniebla
de esos espectros
que se nutren de mis descuidos.

domingo, 11 de marzo de 2012

Levedad.



En ocasiones pienso que estoy
dando las primeras patadas
en el vientre de la tierra.
Y que recorreré mis pasos
con el aplomo de quien
ha encontrado
su trono en este reino de nadie.
Y en otras
que he caminado demasiado
mientras lavo mis heridas
en el liquido amniótico
de una bañera
solitaria y desalmada
y
que ya he llegado a la ruta trazada,
incienso, velas ,y sales de lavanda
que no logran disimular
mi olor a muerte
.





viernes, 9 de marzo de 2012

Renacimiento.


Tirar los tabiques
enmudeciendo en cada golpe
a caballo entre lo venidero
efímero interrogante de prisas
y
los lirios blancos de las sepulturas.
Tirar las tapias del renacimiento
y hacer del hambre un look
donde engullir las migajas
sin la atadura de lo oculto.

Yo soy.


Sé que no soy nadie
sé que nunca seré nada
también sé que todo
lo que no soy
es
aquello
que
me hace
SER.

jueves, 8 de marzo de 2012

Sombras ausentes.





Si abofeteasen mi sombra
en esta aciaga tarde
de tumba sacra
donde se abriga el sigilo,
en sus palmas quedarían
aferradas
hojas del árbol de tu ausencia
que titilando cayeron
en las breves y difusas
estrías del tiempo.
Y el quebranto seria más profundo
que si abofeteasen
la obtusa capa de cera
que recubre mi semblante.
O estos ocasos de vacantes
convidados de piedra
plagados de abejas
sin su reina
que tamizan mi decrépito corazón.

lunes, 5 de marzo de 2012

Maremoto.



Deben fructificar
los escasos tiempos
de aridez salina
en los surcos de mis labios,
y
apurar segundos
labrando injertos de alientos
antes de la embestida
del nuevo oleaje.

sábado, 3 de marzo de 2012

A la edad de los hombres ( soneto)




Por todos es sabido de los romances y sonetos burlescos de Quevedo(ahora se llamaría "tono graciosillo".Mi humilde réplica a su soneto "A la edad de las mujeres"
A LA EDAD DE LAS MUJERES

De quince a veinte es niña; buena moza
de veinte a veinticinco, y por la cuenta
gentil mujer de veinticinco a treinta.
¡Dichoso aquel que en tal edad la goza!

De treinta a treinta y cinco no alboroza;
mas puédese comer con sal pimienta;
pero de treinta y cinco hasta cuarenta
anda en vísperas ya de una coroza.

A los cuarenta y cinco es bachillera,
ganguea, pide y juega del vocablo;
cumplidos los cincuenta, da en santera,

y a los cincuenta y cinco echa el retablo.
Niña, moza, mujer, vieja, hechicera,
bruja y santera, se la lleva el diablo.

Ahora el mío..

A LA EDAD DE LOS HOMBRES.

De veinte a veinticinco querubines
con cetros destellando por bandera,
venturosa será mujer primera
que goce del camastro en sus maitines.

¿De treinta? Belicosos con florines
escarnio en corazón que conociera
y maltrecha materia lisonjera
en lividez suprema de festines.

Pasando los cuarenta no los mojes,
en prominente panza ya acechando
ni en matinal lascivia los enojes;

posible es que mejillas tú sonrojes
y de pascuas a ramos entonando
darán cordel a estáticos relojes.

¿Sesenta? a sima arrojes.
maduro , pueril ,ángel o demonio
no tomes a ninguno en matrimonio.

jueves, 1 de marzo de 2012

No pises a Penía.


Corren por la calle
pero no van a ninguna parte
ya todos los caminos
han sido escudriñados
por el preludio de sus ojeras.
Sortean los cadáveres
presos en las calzadas
como se sortea la bonoloto,
y rompen esquemas
que otra cosa para romper
ya no queda.
No mires al suelo
puedes pisar a Penía
o el atributo de algún buen ciudadano
que con su mala lengua
caliente tus manolos Blahnik
No mires al suelo
agonizando están
las vísceras de algún seboso
envueltas en chinches
ensuciando los smartphone.
Mira al frente, con la cara al sol
que el último modelo de ray ban
es lo más parecido a un escudo
contra los que no son
de tu soberana condición.
No mires al suelo...
hay millones
de enanos pedigüeños ensuciando
los adoquines que tus bolsillos
jamás han costeado.
Es mejor mirar a los escaparates
ellos nunca engañan
son como dicen que son,
diáfanos y luminosos.
Un arma de fuego
donde no importa morir
sobre su paredón.