Revelando recuerdos.

Revelando recuerdos.

Páginas vistas en total

martes, 31 de enero de 2012

El rio en mi vientre.


No todas las orillas
llevan a tu río.

Ahora mis magulladas piernas
se doblegan inertes
ante le vehemencia
de aquello que se me ofrece.

Ya no me reclino
ni para orar mis temores
ni venero sobre la sombra
de tu espalda
los tules de la desdicha.

No soy guijarro
que sólo lava tu palabra,
ni esos helechos que titilan
cuando la gota de un sudor frío
los rocía.
Ahora,la corriente
que me ahogaba
es un vasto y fértil meandro,
un reposado edén reinventado
allá
donde los sauces
dejan de llorar.

Me confundo
entre sus cristalinas aguas,
-cálido liquido amniótico
que me arropa-
No temo al ruido de los pájaros
cuando abren las compuertas
y con sus obtusos picos
nublan las miradas.

Pertenezco a ese viento
que tus cortas y torpes alas
jamás cortarán.

Ya...a nada ni nadie temo
pues todas mis lágrimas
mutaron en este gran río
que ahora atravieso
con el ímpetu
de quien nace por vez primera
y muere por última vez.

Puedes salir de mi vida
por la puerta de atrás
que
por la puerta delantera
yo me llevo
toda tu vida dentro.

lunes, 30 de enero de 2012

La redonda vida.


No se paró il mondo
ni ante la desmesura
de mi pasión,
ni ante mis desacatos
instando a detener
el anacrónico tic tac
que auguraba el adiós.

El cándido compás
del tiempo enlatado,
trazó con las yemas
del ayer
el vuelo en rasante
de una gaviota
con alas de fresa.

La vida se volvió
circular
como un peregrino sol
sin la madriguera
de los nubarrones.

Circulares vinilos
donde las damas aseguran
que es oro todo lo que reluce
y compran escaleras al cielo.

Ladrillos en el muro
escudriñando a la luna
en su séptima casa.
Circulares ruletas de números
rasgando las puertas
de las voces.

Circulares las gafas
de janis y lennon,
circulares planetas
que como en una conspiración
se alineaban
enviando las lineas rectas
al cubo de los desechos
donde fenecen
las obsoletas doctrinas.

Mi recién parido vientre
también mutó en circular,
albergando un pedazo
de ese nuevo y redondo paraíso.
Ese corro de la patata
donde jamás
comeríamos
donde comen los señores.

domingo, 29 de enero de 2012

Algo parecido a un poema.


Que no se lleve nadie
tu cremosa piel
de arroyo en los tendones.
Que la ciega memoria
no sea capaz de sacar
de mi boca
la textura del sofá
la luz a medio gas
la música en las lenguas,
los etéreos sabores
recién cortados
del árbol
donde consumido queda
lo terrenal.
-Ojo de horus
en las humedades de
mis silencios-
El salitre
de tus venas
desguazando el deseo
en la certeza de lo perpetuo.
Que no se lleve nadie
!jamás!
ese olor a espanto,
ese sabor a compañía
el desacato de las horas,
la cicatriz que deja
en los amores
el primero.
Yo no se cantar al amor,
sólo entiendo del instante
donde se perdió mi yo.
Y tras el bastidor
de la disparatada
comunión de dos cuerpos,
es lo más parecido
a un poema
que sé escribir.
Te amé con la fortaleza
de quien se sabe supremo,
pero …
yo no era Dios.
Quizás por ello
nunca jamás
a nadie como a ti
he conseguido
amar yo.

viernes, 27 de enero de 2012

La tierra prometida.


Rasgué la cáscara de los días
a golpes de martillo
y bocados de lozanía.
Dentro...
el minutero impasible
trazó las rutas arqueadas
de una guitarra española
en acorde armónico
con mi recién estrenada
condición.
La vida se presentó
ante mis uñas
como la espalda
del primer amor,
dilatada
incólume
deseable,
lo más parecido
al paraíso
de los proféticos alegatos.
Perfilé los mapas
dibujé calendarios
de sueños inconclusos,
soslaye
los tejados de los verbos.
Y esa playa sin arena
comió del mismo plato
donde se nutre
el lenguaje de una flor.
Ya no eran tiempos
de sirenas varadas.
Ahora
mis piernas
formaban parte de un cosmos
enardecido
que me miraba con ojos
de revelado secreto.
!Al levantar la vista
verás una tierra
que ponga libertad!
Todavía no
la
he
levantado.

jueves, 26 de enero de 2012

Bordeando el Edén.




Ya habían conseguido con todos sus temores infundados e infudidos,que nuestra récien estrenada juventud fuese vivida ,"Bordeando el Edén".

Grabado en mi memoria
ese olor a Edén
con rojas manzanas,
mejillas púrpura
desraizadas de ese pueril vergel
que jamás mordimos.
¿Cömo saber si su reseña era ponzoña
o frutos encarnados
transportando a la gloría?
Nunca lo supimos,
pues la rancia esencia
del claustro humedecido
nos impidió caer
tras la tentadora
serpiente de esos querubes
revestidos de oropeles.

Más tarde.
Cuando el Edén
nos fue concedido
sin previo aviso
y un cierto olor a podrido
emanaba del jardín
de las delicias destronadas.
Entonces,sólo entonces
supimos del sabor del desencanto
en el rancio acerbo
de frutos jugosos
larvando gusanos.

Y caímos en la tentación.

El tiempo
había corrido en nuestra contra
y mordiendo la manzana
engullimos con ella el gusano
que horadando nuestra garganta
jamás nos dejo expresar
ese anhelo de fantasear
al fondo del Edén,
en la honda placidez
de divisar los frutos
sin saborear
su preciado néctar.
En el cortejo
de la contemplación
sin rendirles tributo.
Ya era demasiado tarde,
y subsistíamos
en tronos sin paraíso
bordeando los fogones del Edén
y esperando querubes
revestidos de estaño.

Veranos sepias.



Los veranos, la mejor época del año en nuestra infancia.

Cuando revestidos
de color sepia
surcamos océanos
en cubos de plástico,
y Poseidón cohabitaba con sirenas.
Reinamos donde…
los sauces no lloran.
En ese instante
concebimos
la grandeza maternal
aflorando de esa muñeca
que jamás rechisto
ni ante nuestros
pegajosos arrumacos
ni manidos discursos
adoctrinando.
( ellas nos amaban tal como éramos)
Ese rifle que sin disparar,
nos colocó
al frente de mil batallas
donde victoriosos
calmamos la sed de triunfo
a sorbos de naranjada.
Donde encaramados
a trenes de cartón
en un segundo
recorríamos el mundo
trasmutado en aquella sandia
que nuestras manos
no abarcaron jamas.

Estíos sepias,
donde
las cerezas eran pendientes
que nos entronaban
al reinado donde el tiempo
se resumía en ese preciso
e indolente instante
de cetros rezumando inocencia.
Y los árboles,
fieles apuntes
de iniciales amorosas
donde plasmar
la remembranza del amor.
Fue entonces
y sólo entonces cuando…
Dejamos de ser
las princesas del reino
de la enorme sandia planetaria,
para ser
cenicientas coronadas
en cuadriculados feudos
donde no existen las hadas.

Las reinas de los mares.



El rostro de mi abuela
era un enorme
interrogante
al que siempre
le colgaba una lágrima.
Aún cuando cantaba,
en sus pupilas
siempre
llovía a cántaros.
Olía a bosque,misterio,
y fardo al hombro,
bajo la secreta
mirada de la luna.
A mi abuela le escupió
todo el aguacero
en la garganta.
Quizás por ello
el búnker de sus brazos
abarcaba toda nuestra
diminuta geografía.
¿Sabes abuela?
sigo siendo
la reina de los mares.
Tiro mi pañuelo al agua
pero siempre
lo vuelvo a recoger.

miércoles, 25 de enero de 2012

Mater Matriuska.

Cuando abrimos
el pestillo de
nuestros ojos
ya era
demasiado tarde.
El pánico y el desamparo
marcaron territorio
con su excelsa meada.
Y la vida
era una
vírica matriuska
contaminando
una tras otra
las generaciones.

Mundo gris.



Preparadas para la vida en el grisaceo mundo.

Desde este mundo gris
intento alzar un grito
!aquí estoy!
no pido lunas
ni soles atragantados,
ni ésa vuestra
tierra prometida.
No pido nenúfares
en medio de la tormenta
pues son
constancias erráticas
en esta piel donde
vuestra impronta
preñó por siempre.
!Mirad mi cara!
es el rostro deseado
de las arengas.
Yertas las cuencas
y huecas pieles
como renglones.
Mis flores ya perecen
estrujadas en vuestras
teóricas doctrinas.
Mirando siempre
al suelo,
con el pánico
como emblema,
para no pisar
la vida
y hacerla añicos.

martes, 24 de enero de 2012

El antifaz.



Ir de progre y ser un facha ,era todavia peor que el miedo.

Llegaban a nuestro
corazón
sin previo aviso,
con dádivas
de una benevolente
quimera libertaria.
Eran como los demás.
Sólo que tras
el antifaz progresista
aullaba el huracán
de su incontenible ira.
Yo vi sus fauces...
colgaban despojos
de millones de abriles
deshojados.
Perros rabiosos
desguazando
para siempre
el adn del alma.

lunes, 23 de enero de 2012

Ave Pilar.



"En casa titilando con
el hombre del saco.
En el colegio
con el hombre del rojo rabo,
y las calles rezumaban
hombres con el rabo
entre las piernas"

Tan sólo nos quedaba seguir rezando.

Dios te salve Pilar
llena eres de desgracia.
El señor ya no está contigo.
Bendita tú no eres
entre todas sus mujeres.
Bendito es el fruto de tu
vientre bajo tierra,
Sara.
Canta Pilar,
madre de Sara
rogad por mi los pecadores
ahora y en la hora
de mi muerte
amen.

Cuatro esquinitas.



Vivíamos con el miedo atado a la yugular.

Cuatro esquinitas
tiene mi cama,
cuatro demonios
me acompañan.
Uno es la carne
que lasciva me llama
y éstos mis labios
que de morderlos
sangran.
Cuatro esquinitas
tiene mi cama
cuatro demonios
me acompañan.
Otro es la gula,
comiendo abestiada
los infundados temores
a mí me mata.
Mi pan no comparto
y la envidia
me convierte en ingrata,
perdóneme padre
pues yo he pecado
con verdadera saña.
Cuatro esquinitas
tiene mi cama
cuatro demonios
me acompañan.
Iré al infierno
de cabeza
pues ellos
a mi me reclaman.

La segunda S.

Cuando
!españoles!
dejó de pronunciarse
sin la segunda S.
desde las catacumbas.
Los grises
nos dejaron
en-pañales.

Cara al sol..



Tenia catorce años cuando murió Franco y recuerdo ese día con total nitidez.Nos bajaron al gimnasio y nos hicieron cantar el "cara al sol".Franco había arrugado el labio y ya nunca más se escucharía el grito de eeeepañoles desde la cripta de su garganta infecunda.Yo sólo le recordaba ,como aquel hombrecillo que de vez en cuando soltaba arengas.

Las voces estrepitosas
vestidas de toga y negro
como moscas en estío
que acongojan
y asedian.
Y todas convertidas
en un pueril manojo
de sinrazones.
La mano derecha alzada
las piernas bien cerradas
la mente amortajada.
Tan sólo abierta la boca
para entonar el pusilánime
cántico de unas masas
febriles,ofuscadas por el yugo
de la muerte.
!Cara al sol !!cuerpo a tierra!
la mano derecha alzada
las tripas al desnudo.
¿Quién merece tal desconcierto
en las sonrojadas mejillas
todavía por hacer?
Ha muerto el caudillo.
¿Y a mi qué?
!Cara al sol! y luto.
Ocho días sin negras
moscas.
De algo tenía que servir
que un tirano muera
cuando la vida
a flor de piel se nos
comenzaba a abrir.

viernes, 20 de enero de 2012

Sueños de Sara.


Sueños de Sara.

Te pasaste la vida
intentando
encontrar la extensión
de los sueños que forjamos
para ti.
Y eran como silice
en un desierto
escapaban entre tus dedos.
Ahora nos pasamos la vida
intentando encontrar
donde nacían y morían
los tuyos...
y tienen la extensión
de nuestras carencias.

Plomo fundido.



Cuando se sobrevive
en una franja
el plomo fundido
es quien delimita
la geografía
de las voces.

Tú nunca lo sabrás.



Los hijos son las anclas que atan a la vida a las madres.

Sófocles.

Un día tuve que escoger entre un hombre y mi hija ,y de esa elección surgió este poema


Tú nunca llegarás a saber
que soy de fuego y viento.
Y que un día de mayo
cuando la tarde moría
abrí mis entrañas a la primavera
y me veneró
el llanto del sauce
en la cúspide donde anidan los más fieros desgarros.
Melodías celestiales
rechinaron en mis dientes entumecidos
en el desamparo de vientres desgarrados.
Y el mismo Dios despertó de su letargo
embriagando mi cordón umbilical
con su milenaria legaña.
Los ángeles caídos
se rindieron a mis pies
ante la supremacía del instante,
ese instante conciso y singular en la levedad del tiempo
donde fui.
Sólo madre y madre sola.

Tú nunca llegarás a saber
que cual guardián de Israel
no duerme ni reposa mi alma.
Ni cuando el ocaso peina mi embozo
en un suspiro de sombría incertidumbre.
Ni al ungir la aurora sus brazos en mi pecho
arrullando la cumbre de mis pezones
con su mágica estela.

Y socavan latidos placentarios
los puntos cardinales
en la geografía de mis días
y las coordenadas de mis noches.


Y desde ese día,
cuando la tarde moría.
El Cosmos se alió en mis constelaciones
atando mis presentimientos al infinito.

Y fui...
oasis abierto al crepúsculo.
amparo del exiliado en tiempos belicosos,
cobijo en tardes lluviosas
y sonata de fieras decepciones.

Tú nunca lo llegarás a saber
pero sí puedes llegar a entenderlo.

jueves, 19 de enero de 2012



!Escucha!
se ha callado la vida.
Ya no grita tu nombre por las esquinas
ni susurra el mio entre los hayedos.
!Escucha!
el silencio es dueño ahora
de nuestra alma
y el estampido de un grito de muerte
esclavo de nuestro cuerpo.

jueves, 12 de enero de 2012



Parto en negro.

Siento que la gente
se cruza de acera
al verme circundar
con mi negra túnica
sus alientos.
Como si de una pandemia se tratase,
el desgarro de una madre
que ha enterrado a un hijo
también es contagioso.
Por ello,
la gente se aparta
oteando con disimulo
como vamos pariendo a cada minuto
rompiendo aguas por la retina.